Noticias

10 asociaciones de la industria siderúrgica acuerdan comunicado global acerca de la sobrecapacidad del acero y llaman a China a unirse

12 May 2016
Print this pageEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedIn

Tras reunirse en Bruselas, 10 asociaciones de la industria siderúrgica -entre ellas Alacero, Canacero y Aço Brasil- emitieron un comunicado donde señalan los retos y desafíos que enfrentan. Con preocupación llamaron a China a unirse al pronunciamiento.

En el marco de la “Reunión de Alto Nivel sobre Exceso de Capacidad y Ajuste Estructural en el Sector Siderúrgico” realizada el último 18 de abril en Bruselas, organizada por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ) y auspiciada por el Reino de Bélgica, representantes de los gobiernos de Canadá, Unión Europea, Japón, México, República de Corea, Suiza, Turquía y los Estados Unidos se dieron cita para debatir la grave crisis que está provocando la sobrecapacidad en la industria siderúrgica.

En conjunto, dieron a conocer una importante declaración indicando dos puntos esenciales. Primero, que los “retos de la industria siderúrgica han adquirido una considerable dimensión global que debe ser enfrentada mediante un constante diálogo internacional”, y segundo, “si bien los desafíos que enfrenta la industria proviene de múltiples factores, como la evolución estructural y cíclica de la economía, las medidas gubernamentales de apoyo han contribuido, significativamente, a la sobrecapacidad, al comercio desleal y a las distorsiones en los flujos comerciales del acero”.

Frente a los problemas que evidencia la industria del acero los gobiernos propusieron posibles medidas para encontrar soluciones, a saber:

Garantizar que los gobiernos e instituciones gubernamentales no ofrezcan subsidios u otro tipo de apoyo estatal que: por un lado, sostengan plantas siderúrgicas poco rentables o sistemáticamente deficitarias, por otro fomenten inversiones que amplíen la capacidad de producción de acero que de otro modo no se hubieran construido; o bien provoquen distorsiones en la competencia.

Asegurar que los planes de gobierno, políticas, directrices y pautas, ya sean promulgadas o implementadas por entidades gubernamentales o por instituciones apoyadas por gobiernos, eviten: fomentar la expansión de la capacidad siderúrgica y que toda empresa productora de acero poco rentable o sistemáticamente deficitaria sea forzada a salir del mercado o a cerrar sus instalaciones.

Trabajar en conjunto para identificar y promover políticas que: aborden el impacto negativo que provoca el cierre de las instalaciones siderúrgicas sobre los trabajadores y las comunidades, al mismo tiempo que faciliten el cierre de las instalaciones de producción que sean poco rentables o sistemáticamente deficitarias.

Impulsar el intercambio de información sobre: desarrollo de capacidad; y formulación e implementación de medidas de apoyo y de políticas industriales que se están adoptando en el sector del acero.

Asegurar que: las empresas de propiedad gubernamental, total o parcial, no reciban ningún tipo de beneficio que distorsione la competencia.

La industria global del acero entiende esta declaración conjunta como un importante paso hacia el enfrentamiento de la crisis de la sobrecapacidad de acero global, sin embargo ha expresado enfáticamente su preocupación frente al hecho que China – nación que posee casi la mitad de la capacidad mundial de acero – no se haya unido a esta declaración.

Diez asociaciones siderúrgicas, representando a EE.UU, Canadá, México, América Latina, Brasil, Europa y Turquía -entre ellas Alacero, Canacero y Aço Brasil- expresaron respecto del comunicado:

“Mientras estamos desilusionados con el gobierno chino por no haberse unido junto a los demás gobiernos en adoptar un programa de medidas que aborde el problema de la sobrecapacidad global del acero, estamos motivados por el apoyo que han brindado los gobiernos de los ocho mayores países y regiones siderúrgicas del mundo en elaborar una recomendación sobre los pasos a seguir para controlar el exceso de la capacidad en el sector siderúrgico y eliminar las distorsiones que provocan los subsidios gubernamentales y otros tipos de apoyo en el mercado y que promueven y mantienen el exceso de capacidad en el sector siderúrgico, distorsionando la competencia. No esperamos resolver la crisis en una reunión, no obstante, sí esperamos que los gobiernos de las mayores naciones productoras de acero estén dispuestas a trabajar y realizar compromisos en conjunto en torno a una serie de principios que ayuden a solventar la crisis. Pese al consenso que existe entre varios países que han participado, la falta de apoyo de China impide que exista un amplio acuerdo en pos de estos compromisos”.

Por último, las asociaciones reunidas en Bruselas instan al gobierno de China a “participar activamente en futuras discusiones ante la OCDE o en otras instancias que tengan por objetivo abordar la crisis de la sobrecapacidad global de acero”.

Más información en: http://www.alacero.org/es/page/prensa/noticias/10-asociaciones-de-la-industria-siderurgica-acuerdan-comunicado-global-sobre-la