Noticias

Ternium festejó sus 10 años en la Bolsa de Nueva York

29 Jun 2016
Print this pageEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedIn

Daniel Novegil encabezó la ceremonia de cierre de las operaciones de la Bolsa de Nueva York llamada “Closing Bell” por los 10 años de Ternium, el viernes 17/06, un día después de la reunión con inversionistas en el Museo Guggenheim.

A diez años de tocar la campana por primera vez en la Bolsa de Nueva York, Ternium volvió a la Gran Manzana para celebrar una década de logros, proyección regional y promoción del desarrollo industrial de América.

Abrir y cerrar la jornada en la Bolsa con el toque de campana es una tradición que el NYSE otorga a las empresas que cotizan de forma sostenida en el mercado de valores. Y allí, en el corazón del mundo financiero, Daniel Novegil nuevamente fue parte de esta importante ceremonia, esta vez para cerrar el día, acompañado por Sebastián Martí, Director de Relaciones con Inversionistas; Máximo Vedoya, Área manager de México; Pablo Brizzio, CFO; y Mario Galli,  Director de Comunicaciones.

Diez años pasaron desde la primera ceremonia donde junto a Paolo Rocca se inauguró la exitosa IPO de Ternium, el 1ro de febrero de 2006. A lo largo de la década, la compañía creció a través de adquisiciones y afrontó desafíos únicos que cimentaron su capacidad de liderazgo. Los números hablan por sí solos: en diez años, Ternium realizó despachos por 74 millones de toneladas, registró ventas netas por 69 mil millones de dólares e ingresos netos por 4,5 mil millones; contabilizó 1,3 mil millones de dólares de EBITDA y pagó 1 mil millones de dólares a sus accionistas.

Asimismo, estos diez años fueron marcados por distintos hitos, como la nacionalización de Sidor en Venezuela, en 2008; la compra de Ferrasa en Colombia en 2010; y la inauguración del Centro Industrial Ternium en Pesquería en México en 2013, entre otros.

Los números de hoy también son elocuentes: 16 plantas industriales en la región, 38 centros de servicio y distribución; 9,6 millones de toneladas de despachos anuales, 7,9 mil millones de dólares de ventas netas en 2015 y una inversión de 300 millones de dólares en una segunda línea de acero galvanizado en Tenigal, México, dan cuenta de un liderazgo indiscutible.